banerClausura

PALABRAS DE CLAUSURA DE LA EXPOSICIÓN “San Francisco” (8-12-2014)

Queridos todos: sin repetir las interesantes estadísticas y los datos que nos ha recordado D. Juan Carlos, uno de los dos Comisarios de la Exposición, quisiera comenzar parafraseando una frase del Papa Francisco. El nos ha dicho: “La Virgen hizo de una cueva la Casa de Dios”. Nosotros hemos hecho de este templo del Seminario Diocesano la Casa de San Francisco. Durante meses, esta exposición ha convertido este recinto en las cuatro palabras que repetimos una y otra vez en Iglesia en Castilla, hablando de lo que tiene que ser la Iglesia: Hogar, donde no sólo hemos convivido a gusto los visitantes y organizadores, sino donde artistas de diversas épocas y escuelas ha convivido en sabia y pacífica armonía: Luis Salvador Carmona, Juan de Juni, Gregorio Fernández, Pedro de Mena, Mateo Cerezo, Jerónimo Prieto o Venancio Blanco, entre otros. Escuela, porque todos hemos aprendido de todos. Se ha hecho realidad que lo que mejor se enseña es lo que debe ser aprendido. Taller de evangelización, ya que éste era el sentido genuino de esta muestra franciscana: redescubrir el mensaje velado, a veces, y patente, en su mayoría, que las obras de arte encierran. Muchas veces, más que “mirar” nos hemos “dejado mirar” por los ojos de los magistrales iconos. Finalmente, pórtico de acogida de creyentes y no creyentes; ha sido un verdadero atrio o espacio donde nadie ha quedado indiferente a la belleza de lo que entraba por los ojos y reposaba en el corazón de cada uno. Además, nos hemos empapado de la vida y del espíritu franciscano al que, desde ahora, sabremos amar mucho más.

¡En verdad, este evento ha sido un milagro! ¡Muchos pocos logando “un mucho”! ¡No debemos detenernos en el déficit económico porque él no puede convertirse eh protagonista ni debe empañar lo vivido estos meses en nuestra pequeña Diócesis!

Concluyo con una bella florecilla franciscana. En cierta ocasión, los hermanos preguntaron al Padre Francisco, “¿Cómo tiene que ser el fraile perfecto?”. San Francisco miró a su alrededor, a cada uno, y exclamó: “El fraile perfecto tiene que tener la pobreza de Bernardo, la alegría de Pedro, la entrega de Silvestre, la pureza de Gil o la sabiduría de Guido”… Y, así, el  Poverello de Asís, fue destacando de cada hermano una de sus mejores cualidades.

Concluyo: esta exposición, como todo el año franciscano, nos estás enseñando que el Ciudad Rodrigo ideal y que nuestra iglesia, con rostro sinodal, tienen que ser la suma de cada uno de nosotros y de cada uno de los dones que el Señor nos ha concedido. San Francisco, y lo franciscano, han reforzado nuestra comunión, nuestra fraternidad, y nuestra sinodalidad. ¡Que no perdamos esta rica herencia!

+ Raúl, Obispo de Ciudad Rodrigo

bannerVenta

Exposición “San Francisco”

 


La exposición “San Francisco”, que tendrá lugar en la Capilla Mayor del Seminario San Cayetano de Ciudad Rodrigo del 11 de julio al 8 de diciembre de 2014, se enmarca dentro de las actividades que a lo largo de este año, declarado Año Franciscano en Miróbriga, se desarrollarán en esta ciudad con el deseo de conmemorar el VIII Centenario del paso por estas tierras, según refiere la tradición, del “poverello de Assisi”. La primera parte de la muestra, para la cual será necesario construir una sencilla arquitectura efímera en la nave del templo, está dedicada a reflejar distintos pasajes claves de la vida de Francisco de Asís (la estigmatización en el monte Alvernia, la contemplación del crucifijo, las tentaciones demoníacas, el abrazo con Santo Domingo de Guzmán) y la imagen del santo muerto según la visión del papa Nicolás V. Para ello se cuenta, procedentes de varias diócesis castellano-leonesas, con obras claves de los principales pintores y escultores activos en la península desde finales del siglo XV hasta bien avanzado el siglo XVIII, desde Diego de la Cruz, uno de los pocos artistas de nombre conocido entre los representantes de la pintura hispanoflamenca burgalesa, hasta Luis Salvador Carmona, uno de los grandes escultores del Setecientos en España, pasando por los conocidos y reconocidos Juan de Juni, Gregorio Fernández, Pedro de Mena o Mateo Cerezo, el Joven, entre otros. Y, por su parte, el contrapunto corre a cargo, fundamentalmente, de dos artistas contemporáneos de la tierra, el afamado escultor Venancio Blanco y el destacado pintor Jerónimo Prieto. En el crucero del templo, donde se desarrolla el segundo apartado de la muestra y la sarga “Luz de Francisco”, tendrá una excepcional relevancia: se insiste en la relación entre los fundadores de las dos grandes órdenes mendicantes nacidas en el siglo XIII, franciscanos y dominicos, y se hace referencia a dos temas claves para el franciscanismo, que desde el otoño de la Edad Media, alcanzaron su máximo apogeo en el seno de la Iglesia Católica contrarreformista: la Inmaculada Concepción de la Virgen y Cristo recogiendo las vestiduras. En el primer caso sobresale la magnífica talla de Pedro de Mena que atesora la iglesia parroquial de Saucelle; y, en el segundo, merece especial atención y admiración la extraordinaria imagen, más conocida en Salamanca como Jesús Flagelado, esculpida en Madrid en 1760 por Luis Salvador Carmona para presidir el retablo hornacina de la sacristía del Real Colegio de la Compañía de Jesús y que hoy luce en uno de los retablos laterales de La Clerecía. La capilla mayor y la sacristía acogerán el tercer y cuarto capítulo, espacios en los que el patrimonio artístico de la diócesis civitatense se convertirá en el principal protagonista. El presbiterio está reservado a dos figuras cardinales en el origen y desarrollo del franciscanismo, Santa Clara de Asís y San Antonio de Padua (o de Lisboa) –el santo más venerado por estas tierras-, a dos de los principales santos hispanos de la primera mitad del siglo XV, San Diego de Alcalá y San Pedro Regalado, y a uno de los santos franciscanos más importantes del XVI, San Pedro de Alcántara. Por último, en la sacristía, donde San Francisco, San Antonio de Padua y otros santos franciscanos italianos harán acto de presencia, serán el báculo (episcopal) de Limoges y los documentos (bulas papales, privilegios reales, cartas de donación, etc.) los que acaparen una mayor relevancia.

Eduardo Azofra Agustín y Juan Carlos Sánchez Gómez, comisarios de la exposición


Localícenos

Para encontrar el lugar de la exposición [pulse aquí]

Galería

Para ver las obras de la exposición [pulsa aquí]

Agenda

Para ver las actividades de la exposición [pulsa aquí]

Contacto

Para contactar con nosotros [pulsa aquí]

Colabora con nosotros

Para colaborar con nosotros [pulsa aquí]

Archivos

Para acceder a los documentos de la exposición [pulsa aquí]

Viaja con Renfe y Halcón Viajes

Viaja a la exposición con Renfe y Halcón viajes, más información [pulsa aquí]

Venta catálogo

Venta del catálogo de la exposición [pulse aquí]